Estudio Entre Semana

Marzo 9 de 2024

 Hoy 

Título: Éxodos 39 – La Vestimenta Sacerdotal
y Éxodo 40 – Se Termina de construir el Tabernáculo

INTRODUCCION: Hoy Continuamos: Viendo todo lo relacionado con el la vestimenta del sacerdocio y lo último de la construcción del tabernáculo.

SEMANA PASADA:   Éxodos 39 – La Vestimenta Sacerdotal

HOY

Éxodo 40 – Se Termina de construir el Tabernáculo

A. Dios le dice a Moisés como ensamblar todo.

1. (Éxodo 40:1-5) Cómo acomodar los muebles dentro del tabernáculo.

1 Luego Jehová habló a Moisés, diciendo: 2 En el primer día del mes primero harás levantar el tabernáculo, el tabernáculo de reunión;

Esto nos dice que ya había pasado un año desde que Israel salió de Egipto.

 Este era un año lleno de sorpresas en la historia de Israel. Ellos podían contar las maravillas de Dios y también iban a poder medir su propio crecimiento espiritual.

Es bueno utilizar el paso del tiempo para ver que tan lejos hemos llegado con Dios en nuestras vidas como creyentes.

 Muchos Cristianos no crecen más allá de su experiencia inicial con Dios – Su Primer Amor.

Algunos que han sido Cristianos por 10 años tienen la madurez de Cristianos de un año – ellos simplemente repiten su primer año una y otra vez.

MUCHO CUIDADO _ OSEA: Se quedan enamorados de Dios – Pero la relación con Dios NO CRECE, NO MADURA, NO TRAE FRUTO – Y ESO NO ES BUENO PARA LOS CREYENTES.

3 y pondrás en él el arca del testimonio, y la cubrirás con el velo. 4 Meterás la mesa y la pondrás en orden; meterás también el candelero y encenderás sus lámparas, 5 y pondrás el altar de oro para el incienso delante del arca del testimonio, y pondrás la cortina delante a la entrada del tabernáculo.

Dice:  “Y pondrás en él el arca del testimonio” El tabernáculo debía de ser construido de acuerdo con el patrón (diseño de Dios) y debía ensamblarse de acuerdo al patrón de Dios.

2. (Éxodo 40:6-11) Cómo acomodar los artículos en el atrio.

6 Después pondrás el altar del holocausto delante de la entrada del tabernáculo, del tabernáculo de reunión. 7 Luego pondrás la fuente entre el tabernáculo de reunión y el altar, y pondrás agua en ella. 8 Finalmente pondrás el atrio alrededor, y la cortina a la entrada del atrio. 9 Y tomarás el aceite de la unción y ungirás el tabernáculo, y todo lo que está en él; y lo santificarás con todos sus utensilios, y será santo. 10 Ungirás también el altar del holocausto y todos sus utensilios; y santificarás el altar, y será un altar santísimo. 11 Asimismo ungirás la fuente y su base, y la santificarás.

3. (Éxodo 40:12-16) Unción de Aarón y de sus hijos para ministrar como sacerdotes.

12 Y llevarás a Aarón y a sus hijos a la puerta del tabernáculo de reunión, y los lavarás con agua. 13 Y harás vestir a Aarón las vestiduras sagradas, y lo ungirás, y lo consagrarás, para que sea mi sacerdote. 14 Después harás que se acerquen sus hijos, y les vestirás las túnicas; 15 y los ungirás, como ungiste a su padre, y serán mis sacerdotes, y su unción les servirá por sacerdocio perpetuo, por sus generaciones. 16 Y Moisés hizo conforme a todo lo que Jehová le mandó; así lo hizo.

La descripción completa de esta ceremonia de dedicación de los sacerdotes lo podemos leer más en Levíticos 8 y 9.

Después lo leen en casa…

Levítico 8–9 (DHH-LA)
1 El Señor se dirigió a Moisés y le dijo:
2 “Toma a Aarón y a sus hijos, y toma además las ropas sacerdotales, el aceite de consagrar, el becerro que se sacrifica por el pecado, los dos carneros y el canastillo de los panes sin levadura,3 y reúne a toda la comunidad a la entrada de la tienda del encuentro.”
4 Moisés hizo lo que el Señor le había ordenado, y la comunidad se reunió a la entrada de la tienda del encuentro.5 Entonces Moisés dijo a la comunidad: “Esto es lo que el Señor ha ordenado que se haga.”
6 Luego hizo Moisés que Aarón y sus hijos se acercaran, y los lavó con agua.7 Después le puso a Aarón la túnica, le ajustó el cinturón y lo vistió con la capa; luego le puso encima el efod y se lo ajustó bien con la misma cinta del efod.8 Luego le puso encima el pectoral, y en el pectoral puso el Urim y el Tumim.9 Luego le puso el turbante en la cabeza, y sobre él, por la parte de enfrente, colocó la placa de oro que lo consagraba como sacerdote, tal como el Señor se lo había ordenado.
10 Después Moisés tomó el aceite de consagrar y lo derramó sobre el santuario y sobre todo lo que había allí dentro, y así lo consagró.11 Con el mismo aceite roció el altar siete veces, y lo derramó sobre el altar y sobre todos sus utensilios, y también sobre la palangana y su base, para consagrarlos.

12 Luego derramó Moisés sobre la cabeza de Aarón el aceite de consagrar, para consagrarlo como sacerdote.13 Hizo también que los hijos de Aarón se acercaran, y los vistió con las túnicas, les ajustó los cinturones y les puso los turbantes, tal como el Señor se lo había ordenado.
14 Después Moisés mandó traer el becerro que se sacrifica por el pecado, y Aarón y sus hijos pusieron sus manos sobre la cabeza del becerro.15 Entonces Moisés lo degolló y, tomando sangre con sus dedos, la untó en los cuernos alrededor del altar, para purificarlo, y la sangre restante la derramó al pie del altar. Así el altar quedó consagrado para obtener allí el perdón de los pecados.

16 Después Moisés tomó toda la grasa que cubre las vísceras, la parte grasosa que está sobre el hígado y los dos riñones con su grasa, y lo quemó todo sobre el altar;17 pero al resto del becerro, es decir, a su piel, carne y desechos, les prendió fuego fuera del campamento, tal como el Señor se lo había ordenado.
18 Moisés hizo que acercaran el carnero que se ofrece en holocausto, y Aarón y sus hijos pusieron las manos sobre la cabeza del carnero.19 Luego Moisés lo degolló, y roció con la sangre los costados del altar,20 cortó el carnero en pedazos, y quemó la cabeza, los pedazos y la grasa;21 luego lavó con agua las vísceras y las piernas del carnero, y lo quemó todo en el altar como holocausto, como ofrenda de aroma agradable al Señor, tal como el Señor se lo había ordenado.

22 Luego Moisés hizo que trajeran el otro carnero, el de la ceremonia de consagración, y Aarón y sus hijos pusieron las manos sobre la cabeza del carnero.23 Después Moisés lo degolló, tomó un poco de sangre y se la untó a Aarón en la parte inferior de la oreja derecha, en el pulgar de la mano derecha y en el dedo gordo del pie derecho.24 Luego hizo que se acercaran los hijos de Aarón, y también les untó sangre en la parte inferior de su oreja derecha, en el pulgar de la mano derecha y en el dedo gordo del pie derecho; después roció con la sangre los costados del altar.
25 Luego Moisés tomó la grasa, la cola, toda la grasa que cubre las vísceras, la parte grasosa que está sobre el hígado, los dos riñones con su grasa, y el muslo derecho.26 Del canastillo de los panes sin levadura que se pone ante el Señor, tomó Moisés una torta sin levadura, una torta amasada con aceite y una hojuela, y las puso junto con las grasas y el muslo derecho;27 luego puso todo esto en las manos de Aarón y de sus hijos, para que hicieran ante el Señor el rito de presentación.28 Luego recogió Moisés todo esto de manos de ellos, y lo quemó en el altar junto con el holocausto, como ofrenda de consagración de aroma agradable: ofrenda quemada en honor del Señor.

29 Después Moisés tomó el pecho y celebró ante el Señor el rito de presentación. Esa parte del carnero de la consagración fue la que le tocó a Moisés, tal como el Señor se lo había ordenado.
30 Tomó luego Moisés un poco de aceite de consagrar y de la sangre que estaba sobre el altar, y los roció sobre Aarón y sus hijos, así como sobre la ropa sacerdotal de todos ellos. Así consagró a Aarón y a sus hijos, y la ropa sacerdotal de todos ellos.

31 Después Moisés les dijo a Aarón y a sus hijos: “Cuezan la carne a la entrada de la tienda del encuentro, y cómanla allí mismo con el pan del canastillo de las consagraciones, tal como el Señor me lo ordenó cuando dijo: ‘Aarón y sus hijos comerán esta carne.’32 Quemen después la carne y el pan que sobren,33 y no se alejen de la entrada de la tienda del encuentro durante siete días, que es lo que dura el periodo de su consagración.34 El Señor ha ordenado que el rito para obtener el perdón de los pecados cometidos por ustedes se haga tal como se ha hecho hoy.35 Por lo tanto, ustedes deberán quedarse día y noche a la entrada de la tienda del encuentro, durante siete días. Respeten la orden del Señor y no morirán, pues esa es la orden que recibí.”
36 Y Aarón y sus hijos hicieron todo lo que el Señor había ordenado por medio de Moisés.

Levítico 9

1 Al octavo día Moisés llamó a Aarón y a sus hijos, y a los ancianos de Israel.2 Y le dijo a Aarón: “Toma un becerro para el sacrificio por el pecado, y un carnero sin defecto para ofrecerlo en holocausto, y preséntalos ante el Señor.3 A los israelitas diles que tomen un chivo como sacrificio por el pecado, un becerro y un cordero que sean de un año y que no tengan ningún defecto, para ofrecerlos como holocaustos,4 y un toro y un carnero para matarlos ante el Señor como sacrificios de reconciliación. Que traigan también una ofrenda de cereales amasada con aceite, porque el Señor se les va a manifestar hoy.”

5 Los israelitas llevaron hasta delante de la tienda del encuentro lo que Moisés había ordenado, y toda la comunidad se acercó y permaneció de pie ante el Señor.6 Entonces Moisés dijo: “Esto es lo que el Señor ha ordenado. Háganlo, y el Señor se manifestará a ustedes con gran esplendor.”
7 Luego le dijo Moisés a Aarón: “Acércate al altar, y presenta tu sacrificio por el pecado y el animal que vas a ofrecer en holocausto para el perdón de tus pecados y de los pecados de los israelitas. Presenta también la ofrenda de los israelitas para el perdón de sus pecados, tal como el Señor lo ha ordenado.”

8 Aarón se acercó al altar y degolló el becerro que ofrecía por sus pecados.9 En seguida sus hijos le acercaron la sangre, y Aarón, mojando sus dedos en ella, la untó en los cuernos del altar y derramó la sangre restante al pie del altar.10 Luego quemó sobre el altar la grasa, los riñones y la parte grasosa del hígado del animal sacrificado por el pecado, tal como el Señor se lo había ordenado a Moisés.11 Pero la carne y la piel las quemó fuera del campamento.

12 Aarón degolló también el animal que se ofrecía en holocausto, y sus hijos le llevaron la sangre, y con ella roció Aarón los costados del altar.13 Luego le llevaron la cabeza y los pedazos cortados del animal que se ofrecía en holocausto, y Aarón los quemó sobre el altar;14 luego lavó las vísceras y las piernas, y las quemó en el altar, lo mismo que el animal entero.
15 Aarón presentó también la ofrenda por los israelitas. Tomó el chivo, que era el sacrificio por el pecado del pueblo, y lo degolló, ofreciéndolo por el pecado como había hecho con la ofrenda anterior.16 Al presentar el animal que se ofrece en holocausto, lo hizo según lo establecido.17 Luego presentó la ofrenda de cereales, de la que tomó un puñado y lo quemó sobre el altar, además de los holocaustos de la mañana.
18 Aarón degolló también el toro y el carnero que los israelitas ofrecían como sacrificio de reconciliación. Sus hijos le entregaron la sangre, y él roció con ella los costados del altar.19 También le entregaron las grasas del toro y del carnero, la cola, la grasa que cubre las vísceras, los riñones y la parte grasosa del hígado,20 y pusieron las grasas junto con los pechos. Entonces Aarón quemó las grasas en el altar,21 pero con los pechos y los muslos derechos solo celebró ante el Señor el rito de presentación, tal como el Señor se lo había ordenado a Moisés.

22 Aarón levantó sus manos sobre los israelitas y los bendijo, y después de haber presentado el sacrificio por el pecado, el holocausto y el sacrificio de reconciliación, se retiró del altar.23 Luego Moisés y Aarón entraron en la tienda del encuentro, y al salir bendijeron a los israelitas. Entonces el Señor se manifestó con gran esplendor a todo el pueblo:24 salió fuego de la presencia del Señor y consumió el animal que iba a ser quemado y las grasas que estaban sobre el altar.

Al ver esto, todos los israelitas lanzaron gritos de alegría y se inclinaron hasta tocar el suelo con la frente.

B. Moisés supervisa el ensamble del tabernáculo.
1. (Éxodo 40:17-19) La tienda de reunión es erigida al colocar las tablas, cubiertas con las cortinas.

17 Así, en el día primero del primer mes, en el segundo año, el tabernáculo fue erigido. 18 Moisés hizo levantar el tabernáculo, y asentó sus basas, y colocó sus tablas, y puso sus barras, e hizo alzar sus columnas. 19 Levantó la tienda sobre el tabernáculo, y puso la sobrecubierta encima del mismo, como Jehová había mandado a Moisés.

2. (Éxodo 40:20-21) El Arca del Pacto es puesta en el Lugar Santísimo, y el velo es colocado en su lugar.

20 Y tomó el testimonio y lo puso dentro del arca, y colocó las varas en el arca, y encima el propiciatorio sobre el arca. 21 Luego metió el arca en el tabernáculo, y puso el velo extendido, y ocultó el arca del testimonio, como Jehová había mandado a Moisés.

3. (Éxodo 40:22-23) La mesa del pan de la preposición es puesta en el Lugar Santo.

Puso la mesa en el tabernáculo de reunión, al lado norte de la cortina, fuera del velo, y sobre ella puso por orden los panes delante de Jehová, como Jehová había mandado a Moisés.

4. (Éxodo 40:24-25) El candelero es puesto en el Lugar Santo.

Puso el candelero en el tabernáculo de reunión, enfrente de la mesa, al lado sur de la cortina, y encendió las lámparas delante de Jehová, como Jehová había mandado a Moisés.

5. (Éxodo 40:26-27) El altar dorado de incienso es puesto en el Lugar Santo.

Puso también el altar de oro en el tabernáculo de reunión, delante del velo, y quemó sobre él incienso aromático, como Jehová había mandado a Moisés.

6. (Éxodo 40:28) La cortina es colgada a la entrada del tabernáculo.

Puso asimismo la cortina a la entrada del tabernáculo.

7. (Éxodo 40:29) El altar de bronce es puesto en su lugar.

Y colocó el altar del holocausto a la entrada del tabernáculo, del tabernáculo de reunión, y sacrificó sobre él holocausto y ofrenda, como Jehová había mandado a Moisés.

8. (Éxodo 40:30-32) La fuente para lavarse es puesta entre el altar y la tienda.

Y puso la fuente entre el tabernáculo de reunión y el altar, y puso en ella agua para lavar. Y Moisés y Aarón y sus hijos lavaban en ella sus manos y sus pies. Cuando entraban en el tabernáculo de reunión, y cuando se acercaban al altar, se lavaban, como Jehová había mandado a Moisés.

9. (Éxodo 40:33) El atrio es instalado.

Finalmente erigió el atrio alrededor del tabernáculo y del altar, y puso la cortina a la entrada del atrio. Así acabó Moisés la obra.

Cuando el tabernáculo fue finalmente ensamblado, era un modelo terrenal de una realidad celestial.

SE le instruyó a Moisés construir y arreglar todo de acuerdo al patrón, los elementos -  Los arreglos de este tabernáculo los vemos en referencias y las descripciones (que vienen de Dios - celestiales) en la Biblia.

· En Apocalipsis 4:1-6, el Arca del Pacto (es representando en el trono de Dios), el candelero, la fuente, todos corresponden a una realidad celestial.

· En Apocalipsis 8:2-4, el altar del incienso es mencionado en el cielo.

· En Isaías 6:1-7, la estructura del tabernáculo es implicado por la mención del templo, y el altar de bronce es descrito.

· En Hebreos 9:23-24, se nos dice que en cierto punto del tiempo (después de la cruz), Jesús entró en la realidad celestial, representado en la tierra por el tabernáculo, y apareció en la presencia de Dios para ofrecer una expiación perfecta por nuestros pecados.
Esa es la razón que cada vez, cuando el Sumo Sacerdote hacía expiación en el tabernáculo terrenal:  Era como un “ensayo de lo que se iba a hacer” – mirando hacia – de la perfecta expiación que JESUS-el Hijo de Dios iba a ofrecer.

C. La gloria de Dios y el tabernáculo.
1. (34-35) La gloria de Dios llena el tabernáculo

34 Entonces una nube cubrió el tabernáculo de reunión, y la gloria de Jehová llenó el tabernáculo.

Aquí- Obviamente Dios estaba satisfecho con la obediencia de Israel.

Y esto no era porque mostraba Su superioridad sobre ellos, sino que en realidad probaron que ellos realmente creían en Él y que lo amaban.

35 Y no podía Moisés entrar en el tabernáculo de reunión, porque la nube estaba sobre él, y la gloria de Jehová lo llenaba.

Lo mismo ocurrió cuando Salomón completó y dedicó el templo – la gloria de Dios llenó el templo y ellos no podían permanecer allí (1 Reyes 8:10-11).

1º Reyes 8:10–11 (DHH-LA)
10 Al salir los sacerdotes del Lugar Santo, la nube llenó el templo del Señor,11 y por causa de la nube los sacerdotes no pudieron quedarse para celebrar el culto, porque la gloria del Señor había llenado su templo.

2. (36-38) La gloria de Dios permanece con Israel como una columna de nube de día y una columna de fuego en la noche.

Y cuando la nube se alzaba del tabernáculo, los hijos de Israel se movían en todas sus jornadas; pero si la nube no se alzaba, no se movían hasta el día en que ella se alzaba. Porque la nube de Jehová estaba de día sobre el tabernáculo, y el fuego estaba de noche sobre él, a vista de toda la casa de Israel, en todas sus jornadas.

Esta es una hermosa evidencia de que Dios sí contestó la oración de Moisés en Éxodo 33:14. La presencia de Dios estaba con Israel, a pesar del becerro de oro.

Éxodo 33:14 (DHH-LA)
14 —Yo mismo te acompañaré y te haré descansar—dijo el Señor.

CONT.  En todas sus jornadas: El Libro de Éxodo termina con una gran esperanza y confianza en Dios.

ATENCION: A pesar de que Israel estaba en medio de un desierto desolado, tenían enemigos fuertes en la Tierra Prometida

Eran débiles y propensos al pecado y rebelión, Dios estaba con ellos. Esto les dio un gran motivo para tener fe y confianza.

Terminamos el Libro de EXODOS – La Salida de Israel a la Tierra Prometida.


ORACION